El sector del juego dice sentirse «acosado»

La revista del juego AZARPlus y Carlos Lalanda, socio fundador de Loyra Abogados, dicen sentirse «perseguidos» y subestiman la ludopatía.

El juego en España está viviendo unos tiempos dorados (para los dueños de empresas del juego) en los que se están moviendo cantidades de dinero incalculables. Los bolsillos de los responsables del juego, como casas de apuestas o dispensadores de máquinas tragaperras se están llenando a un ritmo increíble y en consecuencia, los números de casos de ludopatía se disparan. Aún así el sector del juego se queja diciendo que «está de moda oponerse a las apuestas» y que hay una persecución mediática hacia ellos mientras subestiman el problema de la ludopatía.

Hay que tener valor. Sin duda alguna hay que tener muchos co***** o muy poca empatía para redactar un artículo como el que se ha publicado en la revista sobre el juego AZARPlus escrito por el abogado Carlos Lalanda. Ambos forman parte del sector del juego: por una parte la revista informa y promociona los juegos de azar y por otra el abogado es especialista en temas de juegos de azar.

Ambos viven del juego y como es lógico, no les está gustando que la sociedad entera informe de los peligros de su negocio. ¡Señores, no es acoso ni es persecución! ¡Es informar sobre la adicción a los juegos y hacer consciente a la sociedad! Hoy día hay muchos adictos en rehabilitación por no existir estrictos controles en salones o por la ingente y agresiva publicidad que se emite cada día en cualquier medio de comunicación, ya sea TV, radio o Internet.

Así alerta a los usuarios la revista: «El Acoso al Juego está adquiriendo unas dimensiones que asustan, y precisamente por ello todo análisis que ponga las cosas en su lugar es una auténtica joya que debe ponerse en valor. En este magnífico artículo de Opinión, Carlos Lalanda, Socio Fundador de Loyra Abogados, un despacho reconocido por su experiencia en Derecho del Juego, analiza el difícil momento por el que atraviesa el Sector con una gran lucidez. ¡No se lo pierdan! «

Según el abogado Carlos Lalanda, ir contra el juego es «una moda»: »
Está de moda oponerse a las apuestas y a los salones de juego. Trending topic. Televisiones, radios, revistas, partidos políticos, diputados, senadores, parlamentarios diversos, municipios, parlamentos, asociaciones de vecinos, de médicos o por supuesto de ludópatas, incluso amigos de toda la vida nos advierten de la proliferación sin freno de locales de juego, de la excesiva publicidad de estos juegos de los elevados porcentajes de menores que se dedican a estas actividades. Hasta la ONCE nos advierte de ello».

Además, asegura que nadie acude a datos fidedignos, y deja entrever que los que se publican a diario no lo son: «Nadie acude a datos fidedignos, sino indirectos o referenciales. Si hay muchos o pocos ludópatas. Si un incremento de 100 a 140 salones en un territorio determinados es un incremento del 40% o del 140%. Se habla indistintamente de incrementos aritméticos o exponenciales. Si los jóvenes españoles enganchados a las apuestas son el 0,0001 % o el 15% del total de la población, o del total de los jóvenes; hasta el concepto mismo de juventud depende de los casos. Una mera diapositiva de Power Point en un informe en Internet se considera verdad absoluta».

Dinero y apuestas
Dinero y apuestas

Carlos señala los beneficios económicos del juego a la hacienda española, pero no habla del grave daño que causa la ludopatía en nuestro país: «Muy pocas personas saben, por la escasez de información al respecto, cuál es la magnitud de la milmillonaria aportación de los tributos especiales de juego a las arcas públicas. Muy pocas personas son conscientes de los cientos de miles de empleos y las millonarias inversiones que el sector del juego genera para la economía del país». Permítame que le diga señor Carlos, que si somos consciente de los empleos que genera y el dinero que aporta a hacienda, pero también somos conscientes de los problemas de adicción que se genera. Lo triste es que para muchas personas los números y el dinero valen más que la enfermedad que pueda causar el juego.

Sería interesante no frivolizar con las personas que padecen ludopatía. Si se está señalando al sector del juego como causante de esta enfermedad no es por gusto. Si hubiera medidas más restrictivas sobre el juego sería diferente, pero hoy en día se anima a jugar a cualquier juego y a cualquier hora del día. Es lógico que la sociedad pida explicaciones y leyes para el juego ya sea online u offline. Una gran cantidad de familias están sufriendo el problema de la adicción del juego y no pueden omitir este problema y hacer caso omiso. Cuando haya una regulación correcta del juego y del acceso al mismo además de una publicidad responsable y controlada podrán ustedes hablar de «demonización».

Ayuda Ludopatía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Acción no permitida