Testimonio: «No pensé que las apuestas deportivas me hicieran ludópata»

La gente empieza apostando sin ser consciente de los peligros que ello conlleva. Es imprescindible educar y sensibilizar.

Los juegos de azar como tragaperras, apuestas deportivas, bingo o blackjack entre otros, están causando estragos en la sociedad española. Especialmente las apuestas deportivas están expandiéndose como una pandemia entre los más jóvenes entre otros motivos, por la agresiva publicidad que se emite a cualquier hora y en cualquier canal por prestigiosos futbolistas, presentadores o personajes públicos.

Apuestas deportivas ludopatía
Apuestas deportivas ludopatía

Hoy el caso que nos ocupa es el de David, un ludópata de 39 años en rehabilitación que lleva varios meses sin apostar y que colabora activamente con Ludopatía Online y otras entidades para sensibilizar y hacer visible esta enfermedad que en muchos casos es un tema tabú. David tiene una cuenta en Twitter llamada @NoApuestes. Desde allí hace una encomiable labor para lugar contra la ludopatía y las apuestas en general además de los juegos de azar.

David tocó fondo el día en el que vió un caso de ludopatía en Twitter y decidió que no quería verse en las mismas condiciones. Más aún cuando hacía sólo tres días ganó unos 1.400€ rápidamente aunque también los perdió igual de rápido, relata David a través del teléfono en una entrevista al periódico 20minutos. El dinero que lleva fácil, fácil se va.

La labor que hace David con su cuenta de @NoApuestes en Twitter es muy importante aunque no lo parezca a simple vista. El hecho de que un ludópata se muestre al mundo y difunda esta enfermedad es importantísima para combatirla y abrirle los ojos a otras personas que estén pasando por el mismo momento.

Literalmente cuenta: «Puede sonar extraño porque hay gente que ha pasado por esto y ha necesitado tratamiento psicológico o psiquiátrico para salir. Pero cada uno es un mundo. La cuenta va adquiriendo cada vez más seguidores y eso me motiva a continuar y a no recaer».

Casino apuestas
Casino apuestas

Una de las claves para frenar la ludopatía es que deje de ser una «enfermedad silenciosa» o tabú, de la que a muchos les da vergüenza hablar y se difunda información sobre ella para que no caiga más gente. El desconocimiento es una de las mayores lacras de la sociedad, en el tema de la ludopatía no es distinto.

Por desgracia, David ha acumulado una gran deuda de entre 40 y 50.000€: «Vas pidiendo préstamos, tarjetas de crédito… Cuando te ves apurado acudes a los microcréditos, que son más complicados porque los intereses son muy altos y a devolver en poco tiempo». Desde Ludopatía Online queremos mandar todo nuestro apoyo y ánimos a David, estamos seguros de que en un tiempo saldará toda las deudas y será un hombre completamente libre y feliz. Ahora ya lo es porque lleva un tiempo sin jugar (unos 10 meses), únicamente debe acabar de solventar sus deudas.

Como pedimos desde Ludopatía Online, David quiere prohibir la publicidad sobre apuestas deportivas y juegos de azar para frenar la ludopatía. Sería una de las mejores noticias que podríamos recibir no sólo él, si no todos los que luchamos para frenar y erradicar esta enfermedad.

Poneros en situación: un adicto a la cocaína y/o alcohol se vuelve adicto y está en un programa de rehabilitación, mientras está tranquilamente en su casa con su familia aparecen anuncios en TV, móvil o PC (hoy en día aparecen en cualquier dispositivo, también en medios impresos) animándote a consumir coca o beber. Es el mismo caso en el de la ludopatía. Cuando las instituciones y en especial el Gobierno central sea consciente del problema y tome cartas en el asunto empezaremos a tomar el control de la ludopatía. Hasta entonces, esta enfermedad seguirá propagándose de manera inevitable y con ello el dolor de mucha gente, en especial las familias de los ludópatas que son los que más padecen y sufren esta enfermedad.

Queremos mandar de forma pública desde Ludopatía Online todo nuestro apoyo y ánimos a David para que continúe sin apostar y ayudando a todo aquel que lo necesite a través de su magnífica cuenta de Twitter que hoy día cuenta ya con casi 6.500 seguidores. Su labor es magistral y está ayudando a mucha gente a darse cuenta de su realidad.