Facebook admite haber estafado a niños con los juegos online

Ha salido a la luz un documento en el que se demuestra que la red social más grande del mundo tenía como estrategia obtener beneficios a partir de juegos online especialmente para niños.

Cada día descubrimos nuevos casos que nos dejan la piel de gallina. El tema que nos ocupa hoy en Ludopatía online es estremecedor. El Centro de Periodismo de Investigación de EEUU ha emprendido acciones legales contra la multinacional Facebook después de numerosas quejas de padres preocupados por los agujeros de dinero que descubrían en sus tarjetas. La ausencia de filtros para intentar que los niños no puedan comprar juegos online o realizar micro-transacciones con los datos bancarios de los padres era inexistente. Lo peor; todo estaba planificado para que así fuera y maximizar beneficios.

Reveal News ha tenido acceso a documentos internos de Facebook que dejan en peor lugar (si es posible) a la multinacional de Mark Zuckerberg. La compañía no para de encadenar malas noticias y desde Ludopatía online no podíamos pasar esta por alto puesto que, directa o indirectamente, contribuye a la adicción de los juegos online, sobre todo en los más jóvenes.

Pues bien, los documentos desvelan notas, correos electrónicos y mensajes privados de los empleados de Facebook. Facebook tiene informes que muestran cómo los usuarios utilizan su red social. Lo saben todo, en qué lugares hace click la gente o donde se gasta más dinero. Facebook era consciente y también lo era de que niños, muchos menores de edad, gastaban dinero de las tarjetas de sus padres sin ellos saberlo.

Facebook estafa con juegos online

Era muy fácil comprar juegos o pequeños ítems para mejorar en el juego al tener la tarjeta ya vinculada a su cuenta de Facebook. Además, lo programaron y crearon para que no hubiera que preguntar más por los datos de pago una vez fueran introducidos por primera vez. De esa manera es mucho más fácil y accesible comprar. Algunos juegos eran el conocido «Angry Birds» o «Ninja Saga» entre otros.

Los propios empleados de Facebook eran conscientes y tenían ideas para evitar que esto ocurriera y mejorar así el sistema de pago para evitar pagos indeseados. Aún así, los superiores hicieron caso omiso y decían que su intención era maximizar beneficios. En su estrategia para ganar dinero lo llamaban «fraude amistoso».

Hasta 6.000€ en compras hechas por niños

Fueron muchos los niños y adolescentes que compraron juegos o accesorios para esos juegos de manera prácticamente inconsciente debido a la falta de información y fácil accesibilidad de compras. Existe un caso en el que un joven de 15 años llegó a acumular una deuda de 6.500$. Algunos padres pidieron el reembolso del dinero gastado, pero la compañía no lo devolvió. Haciendo click aquí puedes ver el extracto de la conversación del menor que llegó a acumular semejante cifra en compras.

En el vocabulario de los informes privados de Facebook se referían a estos usuarios como «ballenas«. En el argot de los juegos y apuestas hablamos de la persona que despilfarra y gasta mucho dinero. El tiburón (en este caso Facebook) es el que se hace con todas esas ganancias.

En agosto de 2014, la familia Bohannons, afectada por la estafa llegó al hartazgo con este tema y decidió denunciar la situación a los tribunales. En el juicio se desvelaron algunos de los documentos y se llegó a la conclusión de que Facebook era culpable.

A partir de esto, Facebook comunicó: «El año pasado, el Centro de Informes de Investigación nos contactó y desenterramos voluntariamente documentos relacionados con un caso de 2012 sobre nuestras políticas de reembolso para compras dentro de la aplicación que los padres creen que fueron cometidas por error por sus hijos menores. Tenemos la intención de divulgar documentos adicionales según lo indique el tribunal. Facebook trabaja con padres y expertos para ofrecer herramientas a las familias que navegan por Facebook y la web. Como parte de ese trabajo, examinamos rutinariamente nuestras propias prácticas, y en 2016 acordamos actualizar nuestros términos y proporcionar recursos dedicados para solicitudes de reembolso relacionadas con las compras realizadas por menores en Facebook «.

Aún así, el daño está hecho, por mucho que se hayan llevado a cabo las devoluciones oportunas. El hábito por el juego se creó y eso no desaparecerá de cada uno de los jugadores que jugaban y compraban sin control. Además, sin ser conscientes en la mayoría de casos. Esperamos que se implementen medidas de control y de avisos para ser consciente de que se está haciendo una compra en cualquier plataforma de juegos.

Ayuda Ludopatía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Acción no permitida