Acumula una deuda de 270.000€ por el juego online

Las deudas con banco y prestamistas son uno de los problemas a los que se enfrenta un adicto al juego.

Sin duda alguna el dinero es uno de los baches a los que se enfrenta un jugador patológico. Pedir dinero bien sea a familiares, amigos o entidades bancarias es habitual en gente con problemas de ludopatía. Hoy hablamos de un caso estremecedor, un jugador que ha llegado a gastarse 80.000€ durante 3 años y que acumuló 270.000€ de deuda total por préstamos y micro-créditos varios. Ahora reconoce su problema y lo hace público; uno de los primeros y más importantes pasos para ponerle freno a la enfermedad.

Deudas adicción ludopatía
Deudas adicción ludopatía

Hablamos de una persona (no dice su nombre para hacerlo anónimamente) con estudios, graduado en matemáticas. Está felizmente casado y tiene un hijo pequeño de 4 meses, con todos los gastos que conlleva la manutención de un niño pequeño. Además, compagina su trabajo como profesor con un segundo máster que está intentando obtener. Su vida se ha visto truncada por el juego, especialmente el juego online, por el que ha tocado techo, se ha visto desbordado y finalmente ha reconocido abiertamente su problema: «El hecho de ganar es la mentira que te dices a ti mismo, pero se trata de un sentimiento de impulsividad descontrolado que doblega tu voluntad», dice literalmente.

El hecho de pedir préstamos para financiar los juegos de azar no es nuevo. Existen muchos casos, por ejemplo hace poco en nuestro foro de ayuda un usuario nos contaba precisamente el mismo problema y le estamos ofreciendo ayuda. Pero tranquilo, si tu también tienes el mismo problema, decirte que no te agobies, hay soluciones. No es necesario tomar decisiones drásticas, es posible devolver el dinero y resolver las deudas. Recuerda que en esta vida todo tiene solución menos la muerte.

Préstamos ludopatía
Préstamos ludopatía

El jugador anónimo comenta; «Era verano, había terminado las pruebas de acceso a la universidad y estaba ocioso en casa. Por la noche, mientras leía la web de un periódico deportivo, saltó un banner de apuestas deportivas y cliqué. Ingresé 10 euros y los perdí. Me regalaron otros 20 y también los perdí. Al día siguiente metí los 1.000 euros que a mis 18 años tenía ahorrados y dejé de ser una persona funcional como lo era hasta ese momento». A partir de ahí empezó a gestarse la enfermedad para convertirse en un adicto al juego online. Su adicción le llevó a pedir diferentes préstamos micro-créditos a diferentes sucursales: «Del banco llamaron a mis padres para comprobar si se había registrado algún tipo de usurpación de la identidad porque faltaban 6.000 euros. Y ese es el momento más duro del jugador, cuando tiene que hablar con sus familiares y contarles lo que ha hecho. Su reacción fue de incomprensión y preocupación, porque la situación familiar y personal a la que te arrastra el juego es límite. Intentamos solucionarlo con el apoyo de psicólogos, pero había mucho desconocimiento y la ayuda fue insuficiente. Además, el mecanismo de los microcréditos de las casas de apuestas evolucionaba más rápido que el conocimiento de la sociedad de esta problemática, una dificultad que van a tener nuestros hijos, porque el juego responsable es una mentira absoluta», relata el jugador anónimo.

Ahora, después de dos meses sin apostar, intenta salir del círculo vicioso en el que estaba sumido. Lo hace porque ha hablado con sus familiares y entorno. Ha reconocido su problema y lo ha hecho público. Muy importante es la función de las asociaciones y fundaciones especializadas en adicciones. Esperamos que este jugador anónimo pueda olvidarse lo antes posible de los juegos y reconducir su vida.

Ludopatia Adiccion
Ludopatia Adiccion

Los sectores que intentamos proteger a la sociedad de los juegos de azar, sean online u offline, de un tipo u otro, abogamos por la prohibición de la publicidad. La publicidad que se emite en todos los medios cada día hacen que la población empiece a apostar y que un gran número de personas acaban siendo adictas. Los juegos de azar como las tragaperras, apuestas deportivas, poker o bingo entre otros, tiene un poder adictivo muy grande y casos como el que comentamos hoy es el principio, por desgracia, los pronósticos nos dicen que habrá nuevos casos en el futuro.

Fuente: Lasprovincias.

Ayuda Ludopatía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Acción no permitida